canal Athletic
Actualidad
EL IDEARIO DE ';TXINGURRI';
El Athletic de Valverde defenderá conceptos similares al de Bielsa, pero con un dibujo diferente, otro sistema defensivo y una propuesta menos radical y singular
23 de junio de 2013
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El nuevo librillo
En los diez años que lleva en la élite como entrenador, Ernesto Valverde siempre ha apostado por un fútbol ofensivo. / EFE
JON AGIRIANO , BILBAO | .-

Todavía es pronto para pronunciarse sobre cómo se perfilará el Athletic de Ernesto Valverde, entre otras cosas porque no se sabe cómo va a quedar confeccionada finalmente la plantilla. Ahora bien, lo que sí puede hacerse es una proyección bastante razonable teniendo en cuenta dos cuestiones básicas: el ideario futbolístico de Valverde, de sobra conocido, y la probable llegada de cinco nuevos jugadores: Herrerín, Etxeita, Balenziaga, Kike Sola y Beñat. La de este último, sin duda, es la operación más complicada por su montante económico, pero sería muy extraño que no llegara a consumarse. Con la que le está cayendo encima, Josu Urrutia necesita realizar un fichaje de cierto relieve, y de las nuevas incorporaciones de las que hablamos la única que tiene ese valor añadido es la del centrocampista internacional de Igorre. Las otras no es que no sean ilusionantes sino que incluso pueden interpretarse como un mensaje desalentador para Lezama, como la típica salida al mercado con prisas y un cierto agobio que acostumbra a realizar este club después de una mala temporada.

Lo primero que hay que decir es que el Athletic de Valverde defenderá unos conceptos de juego similares a los de Marcelo Bielsa. Que los equipos del argentino jueguen un 4-3-3 y los de Txingurri, mayormente, un 4-4-2 y en ocasiones un 4-2-3-1 no significa demasiado. El exjugador rojiblanco siempre ha apostado por que sus equipos asuman el protagonismo en torno a un fútbol ofensivo, veloz y con un buen trato al balón. También le gusta recuperar la pelota lo más cerca posible del área rival. Ese es su librillo, bien conocido. Las diferencias con el ';Loco'; hay que buscarlas en lo que podríamos llamar la radicalidad de la propuesta, que será algo que quedará patente desde el primer entrenamiento. El trabajo en Lezama no tendrá nada que ver, como tampoco lo tendrá la relación de Valverde con los jugadores, mucho más cercana que la del rosarino. Bielsa aprieta más las tuercas en el día a día, exige más ritmo y asume más riesgos. Por otro lado, Txingurri propone una defensa zonal adelantada clásica y no obliga a sus jugadores a las largas prolongaciones en marcajes individuales que son una de las características más llamativas del anterior técnico rojiblanco.

Más convencional

Este último cambio será el que provoque una mayor diferencia visual -y confiemos también en que una necesaria mejora de las prestaciones defensivas- entre el Athletic de Valverde y el de Bielsa. Se podría decir que el equipo de la temporada 2013-2014 será más convencional. No tendrá el sello único y diferencial de los equipos del ';Loco';. Lo importante, de todos modos, no es que sea distinto, aunque eso siempre se agradece, sino que sea mejor. Y eso el tiempo lo dirá. Para empezar, no estaría mal que el Athletic pueda gozar esta campaña de un mínimo de tranquilidad y no sufra las convulsiones y polémicas de todo tipo que le han minado durante el último ejercicio. La ausencia de Llorente y Amorebieta, que han sido dos graves factores de desestabilización, sobre todo el primero, debe contribuir a ello. Por otro lado, también sería muy conveniente que ';reaparezcan'; algunos futbolistas que llevan más de un año desaparecidos por extrañas razones que ninguno de ellos ha sabido explicar.

¿Cuál será el equipo de Valverde? Es la pregunta que se hacen los aficionados. A día de hoy, lo único que se pueden hacer son conjeturas, de manera que hay que intentar hacerlas con el mayor fundamento posible. Respecto a la portería, todo indica que serán Iraizoz y Herrerín los que se disputen el puesto, ya que Raúl será cedido y a Kepa Arrizabalaga se le quiere dar una temporada entera en el Bilbao Athletic para que siga madurando. El navarro, al que Valverde dirigió en el Espanyol -era el suplente de Kameni- parte como favorito, pero Herrerín puede hacerle competencia. Vamos, que Iraizoz no puede permitirse una temporada tan deficiente como la pasada si quiere conservar la titularidad.

Txingurri juega con una defensa de cuatro adelantada y tiene muy claros sus gustos. Le gustan los laterales veloces y ofensivos -en el Valencia, por ejemplo, no dudó en situar a Guardado en esa posición-, y dos centrales casi siempre complementarios: uno muy veloz y gran marcador, y otro con clase para sacar la pelota jugada y dominio del juego aéreo. Por supuesto, si tiene a uno que reúna todas estas cualidades a la vez, pues mucho mejor. Miel sobre hojuelas. Desde esta perspectiva, lo lógico es pensar que Iraola, que recupera a su entrenador preferido, y Ekiza tendrán un hueco en el once. En el lateral izquierdo, la pelea estará entre Aurtenetxe y Balenziaga, si es que el guipuzcoano regresa. La apuesta de Saborit se antoja muy arriesgada, aunque quién sabe. Valverde suele ser valiente en este tipo de decisiones, como lo es a la hora de confiar en jugadores a los que la grada ha puesto en entredicho. La gran duda, por tanto, será el segundo central, el que pueda sacar el balón jugado. Ahí estarán San José, Laporte, Etxeita...

A Gurpegui es más fácil verlo en el centro del campo, dado que Valverde juega siempre con dos medios centros y, de nuevo, busca en ellos la complementariedad. En el puesto de pivote defensivo jugó el de Andosilla con Txingurri las dos mejores temporadas de su carrera. Fue indiscutible. Otra cosa es que, a día de hoy, Iturraspe pueda tener más papeletas como titular en ese cometido. La gran competencia estará en el otro, en el encargado de la manija. Si llega Beñat, se supone que será para jugar, al menos al principio, lo que llevaría al banquillo a Herrera y a la promesa Ruiz de Galarreta. Que jueguen juntos dos de estos tres futbolistas, salvo en ocasiones puntuales, se antoja complicado por una simple cuestión de equilibrio defensivo.

¿De Marcos?

En las bandas, Valverde busca lo mismo que Bielsa: dos cuchillos. El de la derecha está claro que corresponderá a Susaeta. La duda está en la izquierda, donde el técnico de Viandar de la Vera se encontrará con el mismo dilema que su antecesor. ¿Optará por Muniain o lo preferirá como segundo delantero? De apostar por el navarro en banda, el perjudicado sería Ibai Gómez. De preferirle por dentro, junto a Aduriz, el futbolista que quedaría en una situación comprometida sería Óscar de Marcos, el hombre-Bielsa por antonomasia. Buscarle una ubicación en el once respetando su esquema será uno de los problemas de Ernesto Valverde. Porque lo que está claro es que un futbolista versátil y que ofrece un despliegue tan brutal como el que ha ofrecido el de Laguardia en estas dos últimas temporadas es casi imposible que no acabe disfrutando de un sitio como titular. Vamos, que si no tiene hueco, se le busca. Dejando a un lado la posibilidad de que De Marcos termine en alguno de los laterales, lo más probable es que el alavés juegue de segundo punta, aunque tampoco sería descabellado que ejerza por la banda.

La mayor parte del once, por tanto, tiene los visos de ser bastante parecido al de la pasada temporada, lo que no deja de ser lógico teniendo en cuenta que la plantilla es la que es. Siempre queda, por supuesto, un margen para la sorpresa, es decir, que Txingurri se acabe decantando por alguno de los jugadores que, a día de hoy, se perfilan como suplentes o meritorios. Ya lo ha hecho otras veces.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
MULTIMEDIA
Así será el nuevo Anoeta | 09/04/2014 09:53h.
Las mejores imágenes del partido Athletic-Málaga