canal Athletic
Actualidad
19 de febrero de 2013
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
J. O. L. | BILBAO..-

Josu Urrutia, en el discurso que sirvió para abrir la asamblea, reconoció su «nostalgia» por abandonar el ya viejo San Mamés, el estadio en el que jugó durante las 16 temporadas que vistió la camiseta del primer equipo del Athletic. En su alocución, el presidente rojiblanco echó la vista atrás, hizo un repaso personal, en primera persona, a sus recuerdos de 'La Catedral', y recurrió a una metáfora al comparar el estadio con un «aitite» que cumple «100 años». Dijo que había que trasladar todas las esencias del vetusto campo, todas esas enseñanzas que, temporada a temporada, ha dejado el complejo que será derruido a primeros de junio, cuando la Liga baje el telón. El objetivo es que se contagie el 'espíritu' rojiblanco al recinco que comenzará a albergar partidos a mediados del próximo mes de septiembre.

También los socios recurrieron a la nostalgia en su turno de intervenciones. Y por eso preguntaron por el destino del arco de San Mamés. El club, dijo Urrutia, estudia actualmente el destino que se le dará. Y aunque no concretó, sí parece que el arco podrá seguir siendo admirado, pero todavía no se sabe dónde se ubicará. «Hay proyectos», se limitó a decir después Javier Aldazabal, quien recordó que la decisión final corresponderá a los socios de San Mamés Barria.

La despedida de Orbaiz

En respuesta a preguntas de los socios, Urrutia defendió la actuación del club en la frustrada operación para fichar a Nacho Monreal, y aseguró que todo lo que se ha publicado en Prensa «no es verdad», pero no dio detalles de las gestiones del Athletic que no llegaron a buen puerto. También se le cuestionó al presidente por la mala imagen de la entidad al no despedir como se merecía un jugador de la talla de Pablo Orbaiz. El deustoarra sorprendió al revelar que el centrocampista navarro les pidió celeridad para abandonar la entidad porque sus lesiones ponían en peligro que pudiera pasar el reconocimiento médico con su nuevo club.

Y en un asunto que amenaza con enquistarse, como la deuda del Mallorca por el fichaje en su día de Aduriz, el club recordó que los isleños adeudan aún 1.250.000 euros «y están cumpliendo con los plazos de pagos».

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
MULTIMEDIA
Así será el nuevo Anoeta | 09/04/2014 09:53h.
Las mejores imágenes del partido Athletic-Málaga