canal Athletic
Actualidad
athletic 3 - betis 5
Los de Marcelo Bielsa remontan en la segunda parte tres goles de los verdiblancos, que consiguen marcar otros dos tantos en la recta final
19 de agosto de 2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
San José, cabizbajo. / Fernando Gómez
LAURA GONZÁLEZ | BILBAO.-

De menos a más. Lo que parecía un inicio desalentador para el Athletic, se convirtió en un festival de goles que, a pesar de la casta mostrada por los de Bielsa en la segunda mitad, no fue suficiente para frenar el ímpetu de un Betis que salió desde el primer minuto al césped de La Catedral a sumar su primera victoria de la temporada. El Athletic echó a andar en la Liga, con las mejores intenciones posibles, buscando una victoria balsámica que apaciguara las turbulentas aguas rojiblancas pero se encontró ante un rival que se valió de sus innumerables errores para, sin crear demasiado juego, noquear al conjunto de Marcelo Bielsa en apenas media hora. El técnico argentino apostó de inicio por Toquero como referente arriba, dejando en el banquillo a Aduriz, a pesar de que, tras lo visto en los últimos entrenamientos en San Mamés, parecía contar con más papeletas para ocupar el puesto de Fernando Llorente. Tanto el riojano como Javi Martínez, ambos fuera de la convocatoria, prefirieron seguir el partido lejos de San Mamés.

El Athletic comenzó tocando en corto, con ritmo, pero el vizcaíno Beñat, el centrocampista por el que suspira el conjunto rojiblanco, se aprovechó de un fallo de Iturraspe para, tras una internada en el área, conectar con Rubén Castro, quien abrió el marcador cuando apenas habían transcurrido seis minutos. A partir de ahí, los locales se fueron diluyendo. Demasiadas pérdidas de balón en su propio campo ante un conjunto verdiblanco que se mostraba muy cómodo y con mucha confianza.

Con ese panorama, Bielsa no quiso esperar para mover ficha. A los 24 minutos dio entrada al joven Ruiz de Galarreta, en detrimento de Iturraspe. El de Rosario aprovechó para reorganizar el equipo. De Marcos retrasó su posición y ocupó el lateral izquierdo, pasando Iñigo Pérez al centro del campo, acompañando a Herrera. Justo dos minuto después, el Betis había conseguido su segundo tanto, fruto de un gran contraataque que culminó Jorge Molina en el segundo palo. Al igual que el pasado año en San Mamés, Beñat quiso sumarse a la fiesta verdiblanca, y en el minuto 30 aprovechó un balón muerto tras un rechace rojiblanco para conectar un derechazo imparable para Gorka Iraizoz. Cada contragolpe de los de Pepe Mel hacía temblar a la grada pero el Athletic aún tenía mucho que decir.

Toquero lo intentó en varias ocasiones antes del descanso. La charla de Marcelo Bielsa dio resultado, ya que nada más saltar al campo, De Marcos aprovechó un pase en profundidad de Aduriz, quien salió de refresco en la segunda mitad, junto con Ibai. 1-3 y aún quedaba un mundo para intentar revertir el marcador. El exvalencianista, que volvía a pisar San Mamés como local en su tercera etapa como rojiblanco, tuvo en sus botas varias ocasiones de gol, pero fue San José quien, en el minuto 66 recortó distancias. Los leones apretaban y estaba mucho más cerca el empate que un nuevo tanto del conjunto andaluz. Así fue. De nuevo el central navarro, que se perdió los Juegos Olímpicos por una inoportuna varicela y que formó pareja con Gurpegi en la zaga, voló por los aires para establecer la igualada. La grada se encendió y se volvió a vivir en San Mamés el ambiente de las grandes citas. Los últimos minutos se convirtieron en un toma y daca, en un constante ir y venir de ocasiones para uno y otro bando.

Cuando parecía que el Athletic podía poner la puntilla a una tarde para el recuerdo, apareció Pozuelo, para, desde el punto de penalti, rematar un pase atrás desde la banda izquierda y volver a situar la balanza hacia el lado visitante. Acto seguido la defensa bética aguantó el aluvión de ocasiones rojiblancas pero Jorge Molina sentenció a los leones. No perdonó y de una bonita vaselina esfumó de un plumazo la ilusión de la parroquia rojiblanca, que durante 90 minutos se había olvidado de la más que posible salida de dos de sus piezas fundamentales en el esquema de la pasada temporada.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
MULTIMEDIA
Así será el nuevo Anoeta | 09/04/2014 09:53h.
Las mejores imágenes del partido Athletic-Málaga