canal Athletic
Actualidad
ATHLETIC | la rueda de prensa duró más de una hora
"Hice una denuncia en la que me autoinculpé de la agresión", ha reconocido el técnico rojiblanco en relación al tenso episodio que vivió el pasado lunes con el jefe de obra en Lezama
6 de julio de 2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Marcelo Bielsa, muy molesto, durante la rueda de prensa. / Ignacio Pérez
JUANMA MALLO , BILBAO | .-

En un tono airado y muy crítico. Así compareció Marcelo Bielsa en la rueda de prensa convocada ayer de manera urgente por el Athletic. El objetivo de la misma no era otro que detallar en profundidad -la comparecencia duró más de una hora- su terrible malestar por el desarrollo de las obras de Lezama, que fue calificado por el técnico argentino de "estafa, robo y engaño". A su juicio, la empresa responsable no solo está tardando más de lo acordado en acabarlas sino que "lo está haciendo mal sabiendo que lo hace mal".

Todo comenzó el lunes, al día siguiente de aterrizar en Loiu. Bielsa, acompañado del director deportivo del Athletic, José María Amorrortu, visitaba los trabajos de remodelación de las instalaciones vizcaínas. Lo que vio no le gustó nada. Hombre detallista y exigente, consideró que el desarrollo de la reforma no se ajustaba a los patrones que él se había marcado. Ayer, tres días después, dio la cara para salir al paso de las opiniones vertidas al respecto porque mellan su imagen y autoridad ante los jugadores, y eso "no se puede permitir". El rosarino, que llegó a comentar que "estoy haciendo esto y debería hacerlo el club", considera que "hacer la pretemporada en estas condiciones me desprestigia como entrenador".

Según su relato, "la planificación de obras tenía unos plazos de entrega -uno de ellos era el 2 de julio- y me reuní con ellos unas 30 horas". Fue ya en Argentina, donde el técnico mantuvo conversaciones de "unas 4 horas diarias con los responsables", cuando le avisaron de que "sólo estaría entregado la mitad". Un contratiempo directo para los planes de 'El Loco', quien considera que "un plantel que vale 300 millones de euros" no puede trabajar en estas condiciones.

"Lo tomé del cuerpo y lo saqué a la fuerza"

El lunes a la mañana todo estalló. "Cuando vi como estaba, me indigné", subrayó el técnico rojiblanco, quien reconoció su enfrentamiento directo con el jefe de obra, a quien le transmitió desde un primer momento que "el trabajo estaba mal hecho". La tensión entre ambos se trasladó hasta el vestuario donde se cambia Bielsa. "Yo me comporté mal y lo reconozco", señaló el argentino para añadir poco después: "Ofendí a la persona. Él me contestó también con el mismo nivel de agresividad".

En el mismo lugar, "primero le dije que se fuera y luego lo tomé del cuerpo y lo saqué a la fuerza". Por ese episodio, Bielsa, que admitió que actuó "como un salvaje", ha elevado una "denuncia policial" en la que se ha "autoinculpado" por su comportamiento ante alguien del que piensa "lo peor" pero que considera está legitimado a "ejercer sus derechos".

Pero los reproches hacia la empresa en cuestión -se refería a Balzola- no se quedaron ahí. En su opinión, "las obras se hacían más por el interés de la empresa constructora que por los intereses del Athletic". Y "la medida que toma la empresa -tras el enfrentamiento con el responsable- es no venir a trabajar", censuró. "La empresa no hizo lo que se compremetió a hacer", insistió.

Aduriz e Ismael López

La comparecencia ante los medios de comunicación dio para mucho más. Entre otras cosas, Bielsa negó que quisiera instalarse en la factoría rojiblanca. "Nunca pedí vivir en Lezama", afirmó. También habló de los fichajes de Aduriz e Ismael López, dos incorporaciones "importantes", aunque no deseadas por el argentino. "Yo señalé las dos posiciones que era necesario reforzar y no coinciden" con estos dos refuerzos, aclaró, responsabilizando directamente al club de las contrataciones. En relación precisamente al área deportiva, el técnico subrayó que "nunca ha puesto ninguna condición a la llegada y salida de jugadores".

Otro de los temas a los que se refirió es al correspondiente a los servicios médicos del club. Bielsa, en contra de lo publicado por EL CORREO, negó que él pidiera el relevo de Lekue (jefe de los servicios médicos del Athletic). "Es todo lo contrario a la verdad", llegó a asegurar. "Jamás pedí la marcha de un empleado del Athletic, antes me voy yo", concluyó.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
MULTIMEDIA
Las mejores imágenes del partido Athletic-Málaga | 15/04/2014 00:12h.
Las mejores imágenes del partido Barcelona-Athletic