El Correo Digital
Jueves, 24 abril 2014
claros
Hoy 7 / 19 || Mañana 9 / 16 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Barcelona: ¿el mejor equipo de la historia?

final de copa | el rival

Barcelona: ¿el mejor equipo de la historia?

15.05.12 - 09:49 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Uno de los mejores equipos de todos los tiempos. Así se puede definir al rival del Athletic en la final de la Copa del Rey. Desde que Guardiola tomara las riendas del Barcelona en la temporada 2008-2009, el club azulgrana se ha hecho con dos Champions, dos mundialitos de clubes, dos supercopas de Europa, tres ligas, una copa del Rey y tres supercopas de España. Y todo ello realizando un juego que ha maravillado a sus aficionados e incluso a los rivales, que asistían atónitos al festival de precisión, velocidad y presión de los culés. Uno de los mayores reconocimientos para la escuadra azulgrana vino de la mano de sir Alex Ferguson tras la final de la Liga de Campeones que su United perdió frente a Messi y compañía por tres goles a uno. "Es el mejor equipo que he conocido. Nadie nos había dado antes una paliza así".
El Barça de Guardiola nació precisamente contra el Athletic el 13 de mayo de 2009. Aquella noche en Valencia la máquina azulgrana remontó el gol inicial de Toquero en la final copera para terminar arrollando a los hombres dirigidos por Caparrós, que nada pudieron hacer ante una avalancha de fútbol que acabaría conquistando todos los títulos que disputó aquel año. Lo nunca visto. Cuatro años después, el conjunto culé ha mantenido una misma idea de juego basada en una superioridad técnica aplastante, especialmente en el centro del campo, y en una presión asfixiante. Lo mejor de la herencia de Cruyff unido a la fiebre del Milan de Sacchi por ahogar al rival.
El gran cambio experimentado en estos años ha sido el creciente protagonismo de Leo Messi en el juego del conjunto catalán. El pequeño jugador argentino comenzó su carrera en la elite partiendo como extremo derecho, desde donde irrumpía hacia el medio con unas diagonales criminales para los defensas. En su primer año al frente de la nave azulgrana, Guardiola mantuvo al argentino en la posición en la que le había situado Rijkaard, con Eto'o como delantero centro. Pero ya en la segunda, cuando el camerunés había hecho las maletas con rumbo al Inter de Milan y la situación con Ibrahimovic se había hecho insostenible, Messi pasó a jugar donde le venía en gana. Podía ser de falso delantero centro, de media punta, de medio centro..., aparecía por cualquier lugar y en cualquier momento. Y sus números se dispararon hasta convertirse en el mejor jugador del mundo. De los 38 goles marcados en el primer año de Guardiola, pasó a 47, 56 y 72 esta última, cuando ha batido todos los récord habidos y por haber. El solo marca más goles que todos sus compañeros juntos.
Si Messi es el imán en el que acaba confluyendo todo el ataque culé, la generación del juego sigue en manos de Xavi e Iniesta. El centrocampista de Terrassa sigue siendo el motor del Barcelona, si bien esta temporada su rendimiento ha disminuido un tanto debido a sus cada vez más frecuentes problemas físicos. En el caso del manchego, su asombrosa técnica le permite hacer las veces de Xavi cuando éste está ausente, pero a ello le une además una facilidad para el regate que convierte en un cono de carretera al mejor de los defensas. Su talón de Aquiles, las lesiones musculares que le llevan a maltraer desde hace años. La tendencia culé a poblar el medio campo con este tipo de jugadores se ha acentuado este año con la presencia de Thiago Alcántara y el ansiado fichaje de Cesc Fábregas, que le añade una pegada frente a la meta rival que no tienen sus compañeros. Busquets y Keita son los que dotan de fuerza física a todo este entramado de pases que lleva cuatro años descoyuntando oponentes.
La equipo de Guardiola sigue recibiendo muy pocos goles pese a haber jugado este año muchos partidos con solo tres defensas. Mascherano ha sido el más regular en su posición de central debido a las lesiones y altibajos de Piqué. Puyol, que ha completado una buena temporada, será baja en la final por una lesión en la rodilla. En la banda derecha, también brillará por su ausencia Dani Alves por una fractura de clavícula. En la izquierda, la baja de Abidal y la marcha de Maxwell han dejado un hueco que Guardiola suele solucionar utlizando una retaguardia de tres hombres. En la portería, Pinto, como durante toda la etapa Guardiola, volverá a sustituir a Valdés.
Y en la delantera, además del demoledor Messi, la mayor aportación este año ha venido de la mano del chileno Alexis Sánchez. Rápido, luchador y buen definidor, el chileno ha firmado unos buenos números, pero su facilidad para lesionarse le ha impedido consolidarse todavía más. En las bandas, ante la irregularidad de Pedro, la larga baja de David Villa y la frecuente presencia de Iniesta en el medio campo, el protagonismo ha recaído en dos nuevas revelaciones de la cantera, Isaac Cuenca y Christian Tello. Regate, velocidad y gol son sus características, especialmente en el caso de este último.
Difícil vislumbrar por dónde se puede hacer daño a una escuadra de leyenda. Quizás su gran fuerza, la omnipresencia de Messi, sea su gran debilidad. Cuando el argentino no ha visto puerta ni ha estado fino, como sucedió en las semifinales de Champions contra el Chelsea y en el encuentro contra el Real Madrid en el Camp Nou, el Barca ha caído. La cuestión es cómo volver a hacerlo.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Barcelona: ¿el mejor equipo de la historia?
Messi, con su último Balón de Oro. / Archivo
Fotografías de los partidos, vídeos de declaraciones, el análisis de la jornada y concursos. Todo, sobre nuestro Athletic.
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.